Translate

divendres, 27 de setembre de 2013

NUNCA SEREMOS PERFECTOS

Capítulo 24- Melanie- Estoy aquí

-          Cualquier cosa que necesites, estoy aquí, Bel. Sé lo que has pasado. Y ahora ya me da igual todo. Sólo quiero hacer lo que sea mejor para todos.
La miro a los ojos para que sepa que lo que digo es de verdad, y no una mentira más como las que escucha cada día. Porque ahora sé que mis amigas van a estar ahí, y ya no me importa lo que los demás piensen de mí. Después de lo que ha pasado en la hora del recreo, sé lo que se siente ser la nada, y sé que si a mí no me importa lo que digan los demás nunca seré esa nada, porque yo soy algo porque quiero ser algo. Es difícil de explicar, pero todo lleva al mismo sitio, quiero ser yo. Y quiero darle una oportunidad a esta chica que tanto ha pasado. Pero no me responde. Simplemente me sonríe. Y aunque sé que eso es un sí mudo, me gustaría que me lo dijera, que empezara a confiar en mí. Pero nada. Y a mí ya no me queda tiempo. Tengo que volver ya.
-          Me tengo que ir, Bel. Me esperan. Pero ya sabes, cuando quieras. Hasta mañana.- Y me despido con la mano, un poco deprisa porque se me está haciendo tarde.
Salgo del lavabo y me dirijo a donde están… ellos, sin mirar hacia ningún lado, sin querer encontrarme con la mirada de Axel.
Cuando llego a la mesa donde está mi hermana y Max no me preguntan nada ninguno de los dos. Simplemente me siento y empiezo a comer. Por fin han traído ya la pizza. Como sin mirar a nadie. Sin embargo, mi hermana me mira la cara. Y también noto como me va lanzando miradas Max. Pero yo sigo comiendo. Cuando voy por el segundo trozo, decido que se acabó esta incertidumbre. Quiero saber con quién voy a vivir, y si me ayuda a odiarlo más, mejor.
-          ¿Y cómo conociste a nuestra madre?- le pregunto sin mirarle a los ojos. Él tampoco lo hace cuando me responde.
-          Nos conocimos por internet. Estuvimos casi un mes hablando, y… nos enamoramos. Ninguno de los dos sabía la edad del otro antes de enamorarnos, si eso es lo que te preocupa. Ni siquiera sabía su aspecto. Entonces decidimos hace cuatro días vernos en la vida real. Y la edad no me importó, y a ella tampoco.
No muestro ninguna expresión. Sigo comiendo mientras pienso en la próxima pregunta. Ahora sí que noto su mirada fija en mi cara, pero sigo sin devolvérsela.
-          ¿Y porque te quedas a vivir en nuestra casa?
Tarda un poquito más en responder a esta, pero no tiene pelos en la lengua al final.
-          Hace unos meses que estoy sin trabajo. Tu madre no lo sabía hasta ayer. Y lo siento si te ha molestado. Pero es que no sabía que hacer ya. Mis padres murieron hace dos años, por eso empecé a pasarme por ese tipo de páginas de internet, para encontrar un tubo de escape, aunque encontré un verdadero amor. Pero tenía cinco meses de alquiler sin pagar y estaban a punto de echarme. Y tu madre se ofreció a dejarme dormir en su casa durante un tiempo. Aunque no te preocupes, encontraré un trabajo pronto- Y estas últimas palabras las pronuncia muy bajito, y puedo notar la vergüenza en ellas.

Lo miro. No, esto no me ha ayudado nada a odiarlo.

3 comentaris:

  1. Pobre Maaaax snif snif
    ¡¡Espero el siguiente capi con ganas!!

    ResponElimina
  2. Escribes muy bien...
    El texto que leíste no es mío...lo puse en la entrada ._.
    Te sigo^^

    ResponElimina
  3. Hola. Te gustaría formar parte de "Escritores Juveniles"?

    Si te motivas, mi correo es: marcosdalmasi13@hotmail.com

    REQUISITOS: SER JOVEN, REDACTAR SIN FALTAS DE ORTOGRAFÍA NI ERRORES DE PUNTUACIÓN, TENER ALGO ORIGINAL QUE ESCRIBIR.

    http://www.escritoresjuveniles.com/

    ResponElimina